Biónica SRL

“Porque nuestro mundo no es el mismo que el de Otelo (…) No se pueden hacer tragedias sin estabilidad social. El mundo es estable ahora. Las gentes son felices; tienen cuanto desean, y no desean nunca lo que no pueden tener. Están a gusto; están seguras; nunca están enfermas; no tienen miedo a la muerte; viven en una absoluta ignorancia de la pasión y de la vejez.” A. Huxley, Un Mundo Feliz.

Un lúcido Aldous Huxley vislumbraba en 1932 una sociedad controlada y adormilada a manos de la ciencia y un estado tecnocrático. Un mundo de todo menos feliz dividía a los seres humanos en castas acondicionadas y organizadas por función y razón de ser. Nada escapa a una mátrix de comportamientos pre-fabricados, predecibles y seguros. Nada, claro, salvo las emociones. Allí se presenta el nudo central de la obra Biónica SRL. Con texto de William Prociuk y dirección de Ariel Blasco se disfraza de comedia con fuertes tintes de crítica social.

La llegada de una paciente parapléjica  dispuesta a revivir/resucitar convertida en bailarina y deportista conmociona el mundo de cuatro científicos sentimentalmente frustrados. Los picantes diálogos dejan espacio a la reflexión en cada parte del “tratamiento” del personaje de Miriam Caló. Ella se convierte en objeto-despersonalizado y blanco depositario de la inmadurez emocional de sus gestores. La lúdica fantasía de controlar emociones, sensaciones, errores, en síntesis el destino de la vida, aparece en tono de comedia desopilante con una pátina del humor más ácido.

Es que no existen garantías ni condiciones aseguradas, por eso la ironía juega un rol central en el estilo de la obra y el desarrollo de la trama. Si pudiéramos apagarnos y prendernos con un botón sería más simple no tomar responsabilidades y lanzarse sin red a la pasión, el amor y los remolinos de la conciencia: es decir todo lo que nos hace únicos, irrepetibles e inevitablemente humanos.    

Las actuaciones merecen un destaque especial y la dirección de actores sin dudas tiene que ver con la excelente performance de todos y cada uno, que convencen armónica e irrisoriamente sobre el escenario.

Ficha Técnica:

Elenco: Jerónimo Machín, Marcelo Ríos, Carlos Romero, Gustavo Torres y Claudia Racconto como Miriam Caló.

Coreografía: Cecilia Gil.

Realización de Cabeza: Sonia López

Escenografía: Diego de Souza.

Vestuario: Gabriela Panasiti.

Diseño de sonido: Fernando Veloso. 

Construcción de Utilería: Oreste Sacci.

Diseño Gráfico: Gabriel Novillo.

Asistencia de Dirección: Margarita Cubillos

Dirección: Ariel Blasco.   

Más Info:

 http://bionicasrl.blogspot.com/

http://salaanafrank.blogspot.com/

 

Anuncios

Ala de Criados y más…

La Metáfora se respira y se vive a lo largo de la puesta en escena de Ala de criados. De una clase, de una época y como modo narrativo a lo largo del guión aparece la metáfora teñida con inteligentes dosis de humor e ironía.

Los personajes intercambian diálogos picantes, con gran dosis ideológica y simbólica en cada línea de la obra. Sin duda, la dirección de actores de Mauricio Kartun se olfatea en cada detalle y gesto de los protagonistas.

Centrada en las huelgas y la represión de la semana trágica de enero de 1919, los aristocráticos primos Guerra (Tatana, Emilito y Pancho) aparecen en un elegante club marplatense donde se dedican a gastar el tiempo alegremente.

Mientras Buenos Aires se conmociona por los cambios políticos y sociales. La contraimagen de los primos ofrece una áspera crítica al modo de pensar y sentir de la oligarquía más recalcitrante.

Las perlas de la obra son el monólogo final del derrotado Pedro, que expone una clase magistral sobre el condicionamiento de clase y los toques tragicómicos de Emilito, quien entre afrancesamiento y afectación, logra componer un personaje exquisitamente irrisorio.

 

Ficha Técnina:

Ala de criados. Texto y dirección: Mauricio Kartun. Intérpretes: Alberto Ajaka, Esteban Bigliardi, Rodrigo González Garillo y Laura López Moyano. Escenografía: Graciela Galán. Vestuario: Gabriela Fernández. Iluminación: Alejandro Le Roux. Diseño de movimiento: Luciana Acuña. Diseño de sonido: Guillermo Juhasz. Asistente de dirección: Gabriela Fernández. Teatro del Pueblo. Duración: 100 minutos

PRENSA: SIMKIN Y FRANCO

MATERIAL FOTOGRÁFICO: SIMKIN Y FRANCO