Ala de Criados y más…

La Metáfora se respira y se vive a lo largo de la puesta en escena de Ala de criados. De una clase, de una época y como modo narrativo a lo largo del guión aparece la metáfora teñida con inteligentes dosis de humor e ironía.

Los personajes intercambian diálogos picantes, con gran dosis ideológica y simbólica en cada línea de la obra. Sin duda, la dirección de actores de Mauricio Kartun se olfatea en cada detalle y gesto de los protagonistas.

Centrada en las huelgas y la represión de la semana trágica de enero de 1919, los aristocráticos primos Guerra (Tatana, Emilito y Pancho) aparecen en un elegante club marplatense donde se dedican a gastar el tiempo alegremente.

Mientras Buenos Aires se conmociona por los cambios políticos y sociales. La contraimagen de los primos ofrece una áspera crítica al modo de pensar y sentir de la oligarquía más recalcitrante.

Las perlas de la obra son el monólogo final del derrotado Pedro, que expone una clase magistral sobre el condicionamiento de clase y los toques tragicómicos de Emilito, quien entre afrancesamiento y afectación, logra componer un personaje exquisitamente irrisorio.

 

Ficha Técnina:

Ala de criados. Texto y dirección: Mauricio Kartun. Intérpretes: Alberto Ajaka, Esteban Bigliardi, Rodrigo González Garillo y Laura López Moyano. Escenografía: Graciela Galán. Vestuario: Gabriela Fernández. Iluminación: Alejandro Le Roux. Diseño de movimiento: Luciana Acuña. Diseño de sonido: Guillermo Juhasz. Asistente de dirección: Gabriela Fernández. Teatro del Pueblo. Duración: 100 minutos

PRENSA: SIMKIN Y FRANCO

MATERIAL FOTOGRÁFICO: SIMKIN Y FRANCO

Anuncios